Mi historia en Inclúyeme

¡Hola!, Soy Pablo Morilla y me gustaría contarte mi historia; soy inquilino del departamento de Amores, que forma parte del programa de vida Independiente de Fundación Inclúyeme, llevo 5 años en la fundación; primero me invitaron a conocer el departamento en Polanco, donde estuve un par de años, allí conocí a los muchachos que vivían ahí y al facilitador; empecé a quedarme los viernes y después los jueves; al principio fue incómodo adaptarse con los muchachos, pero después de un tiempo me fui adaptando con mis compañeros del departamento. En la tarde que llegaba de trabajar siempre echábamos relajo con Vicente, Luis Eduardo y Ricardo junto con Eduardo (el facilitador). Luego llegó Miguel para integrarse al departamento siempre salíamos al cine o salíamos a cenar o pasear al centro comercial.

Con el tiempo quería un lugar más cercano a mi trabajo, algo por el sur y se dio la oportunidad de mudarme al departamento de Amores, allí estaba un compañero de trabajo, Sergio y por sí fuera poco había un compañero que había estado en CADI (otra institución donde estuve) que se llama Bruno. El departamento de amores me gustó porque tienen reglas para seguir y en el transporte hago media hora al trabajo a comparación de Polanco que hacía 1 hora, tenía que salir del departamento bien temprano y hacia 1 hora o más de camino ya sea en camión o metro porque había mucha gente. En cambio, en el departamento de Amores que está en la Col. del Valle, salgo a las 7:00 am para llegar a las 7:30, me queda más cerca de mi trabajo que está en Av. Revolución.

Lo que me gusta mucho del departamento de Amores es que planeamos con anticipación las salidas, además investigamos cómo llegar, los costos y muchas cosas para que nos vaya bien. Además, tenemos muchas opciones para ir a muchos lados como: torterías, puestos de tacos, restaurantes, varias plazas con cines, cafés y varias opciones para trasportarnos.

Las salidas a dónde me ha gustado mucho ir, son: Museo del Papalote, la Lucha Libre en la Arena México, los museos gratuitos del metro, partidos de futbol en el Estadio Azteca y los partidos de básquetbol del equipo “Los Capitanes” en el gimnasio olímpico.

Algo que también está muy padre, es que cuando me empecé a quedar más días en el departamento de Amores empecé a buscar una actividad fuera del departamento para aprovechar mis ratos libres y salir de la rutina, busqué varias opciones y me gustó capoeira, estuve un tiempo, ya después quise cambiar la actividad por algo más entretenido y, encontré un gimnasio económico que aparte me queda cerca del departamento (a 4 cuadras), en donde hay cosas que me gustan como: zona de cardio, pesas, varias clases dinámicas y como soy socio, puedo ir a otros clubes de zona fitness en donde hay más actividades para hacer, por ejemplo: natación o clases de box.

Mi experiencia en Inclúyeme ha sido muy padre, estoy muy contento y quiero seguir siendo parte del programa.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

1 comentario en “Mi historia en Inclúyeme”

  1. Avatar

    Felicidades Pablo creo que has avanzado mucho y que estas contento, parece que estas muy contento con nueva vida y tus amigos, te felicito y me da mucho gusto verte feliz como ti dices fue una muy buena decisión entrar a Incluyeme

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.