Juicio de Interdicción

Testimonio de Ricardo Adair Coronel, recogido por Marta Arrieta.

Yo soy Ricardo, tengo 26 años. Tengo Síndrome de Asperger. Soy autogestor y trabajo por los derechos de las personas con discapacidad. Estoy en el programa de vida independiente. Trabajo en el museo Soumaya desde hace 2 años.

Ser autogestor me ayudó a conocer y a entender los derechos de las personas con discapacidad . En ese momento yo decidí inconformarme, esto es, impugnar el juicio de interdicción que mi madre promovió en el 2008 con la finalidad de protegerme.

Decidí hacerlo cuando conocí el artículo 12 en un taller de autogestores. En ese momento comprendí que no podía ejercer mis derechos y en consecuencia nunca podría tomar mis propias decisiones. Darme cuenta que violaron mis derechos que tenía la “muerte civil” y que siempre me tratarían como un menor de edad y no como adulto ante la ley.

Durante el juicio me he sentido contento, optimista, he tenido apoyo de muchas personas. Además mucha gente ha salido beneficiada y se ha creado conciencia del tema por que ha tenido mucha difusión a partir de que llegó a la Suprema Corte.

Hemos pasado por muchas dificultades , nos hemos atorado, insisten en lo mismo y nosotros no nos damos por vencidos sin tirar la toalla. No voy a estar tranquilo hasta lograrlo.

A las personas que están en una situación similar a la mía, les diría que no están solos. Hemos avanzado mucho en el proceso, hay más conciencia y conocimiento del tema. Yo les quiero decir que aquí estamos para lo que necesiten y que esto les sirva como ejemplo, sí se puede. No hay que darnos por vencidos. Todo tiene solución.

Para leer:

INDEPENDIENTE PERO NO SOLO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *