Bienestar Emocional es vivir tranquilo

Mi nombre es Luis Eduardo García Carrillo tengo 31 años y tengo cuatro hermanos y cinco hermanas. Llevó un año viviendo en el departamento de Fundación Inclúyeme dentro del programa Vida Independiente en donde me gusta estar por las actividades que realizo y sobre todo porque me siento tranquilo y puedo compartir experiencias con mis compañeros.

Aquí en el departamento, vivo con Eduardo nuestro facilitador, con Ricardo mi compañero durante la semana y los fines de semana Vicente y Pablo llegan también. Juntos hacemos diferentes cosas, desde armar rompecabezas, ver nuestros programas de televisión favoritos, escuchar música y salir a cenar para divertirnos un poco y cambiar la rutina.

Desde hace dos años trabajo en CONFE, en el área de jardinería. Ahí soy responsable de mantener limpios los jardines y áreas verdes, debo juntar las hojas secas y embolsarlas para entregarlas al camión de recolección, además de cuidar las jardineras y las plantas que tenemos. Me gusta trabajar ahí, aunque también me gustaría conocer otros trabajos, por ejemplo, en un restaurante.

Vivir independiente de mis papás y mis hermanos, ha sido importante para mi pues me permite conocer a otras personas me gusta tener muchos amigos, convivir con ellos, platicar de lo que nos gusta, de nuestros trabajos y también de cosas personales para ayudarnos a resolverlas.

Aquí en el departamento también puedo decidir por mí mismo y hasta he desarrollado mis propios gustos. Por ejemplo: mi pasatiempo favorito es hacer bicicleta, que hago cuando llego de trabajar, mi comida favorita son las salchichas a la mexicana, que propongo en nuestro menú en el departamento cada que hay oportunidad. Mi gusta escuchar música romántica de los 80´s y mis películas preferidas son las mexicanas y las de vaqueros.

Los fines de semana que visito a mis papás con mucho gusto, platicamos sobre cómo nos fue y las cosas que hicimos. Pero también aprovecho para lavar mi ropa, pues a veces entre semana por mi trabajo o las actividades en el departamento se me complica.

Mi Bienestar Emocional lo disfruto mucho porque me siento bien por la forma en que he aprendido a hacer muchas cosas, porque me siento tranquilo conviviendo con las personas, pero sobre todo porque yo tomo mis propias decisiones. Todo ello gracias a la Fundación Inclúyeme y todos los que nos ayudan, como nuestro facilitador Lalo.

A veces pienso que, si algún día dejo de vivir en el departamento de Inclúyeme, quisiera que mi casa fuera un lugar igual de limpio, ordenado, cómodo en donde pueda seguir estando tranquilo, en donde pueda continuar con mi Bienestar Emocional.

 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.