¿Por qué me conviene contratar a una persona con discapacidad intelectual?

En muchas ocasiones nos preguntamos ¿Por qué deberíamos contratar a una persona con DI (Discapacidad Intelectual)? La realidad es que vemos esta acción más como un favor que se le hace a la persona que como algo que nos aporte valor.

Resumen / Respuesta genérica

En muchas ocasiones nos preguntamos ¿Por qué deberíamos contratar a una persona con DI (Discapacidad Intelectual)? La realidad es que vemos esta acción más como un favor que se le hace a la persona que como algo que nos aporte valor. Sin embargo, esto no es cierto, existen una gran cantidad de beneficios laborales y sociales que te pueden aportar en el trabajo. Es por ello que, desde Fundación Inclúyeme te vamos a ayudar a conocer cuáles son.

Respuesta detallada primer sección

Contratar una persona con discapacidad intelectual es un acto que a las empresas aporta muchos beneficios, aparte del desempeño que la persona pueda tener, además, es una realidad que la vida de esa persona va a cambiar de una forma inimaginable. Este acto tan importante para la persona se transforma en un gran sentido de pertenencia y lealtad hacia la empresa que le ha dado una oportunidad de trabajar. En el estudio de “Factores para la inclusión laboral de las personas con discapacidad” (https://www.ilo.org/santiago/publicaciones/WCMS_216028/lang–es/index.htm), se refiere que incluir a trabajadores/as con esta condición mejorara el clima laboral en el entorno laboral, ya que, las demás personas colaboradoras denotan acciones de inclusión y responsabilidad social y, en general, se sienten orgullosos de pertenecer a una empresa así; además que hacia afuera mejora la imagen de la empresa al ganar buena reputación ante clientes potenciales. Otro de los beneficios que pueden aportan a las empresas son mediante deducciones de impuestos que se pueden hacer al impuesto sobre la renta o al salario bruto del trabajador, como podrás consultar en la siguiente liga: http://omawww.sat.gob.mx/fichas_tematicas/estimulos_patrones_discapacidad/Paginas/default.aspx

En conclusión, contratar a una persona con discapacidad intelectual es un beneficio tanto para la persona, tu centro laboral y la sociedad.

D.R. de este artículo redintegralis.com/

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.