En busca de eliminar las barreras físicas, sociales y culturales para construir un entorno accesible e inclusivo

¿Te has enfrentado a una rampa muy empinada o a una gran escalinata que ni siquiera tienen barandal? Bueno, si esto resulta un problema y un gran riesgo para cualquier persona, para las personas con discapacidad significa no poder transitar ni acceder y mucho menos disfrutar el lugar en cuestión, limitando su participación social.

A finales de los años 80 un grupo de personas con discapacidad, se decidieron a trabajar para lograr la eliminación de las barreras físicas que impedían el libre desplazamiento, formaron LIBRE ACCESO A.C.

Con el transcurso del tiempo su objetivo tomó un enfoque amplio e incluyente en el sentido de que también se dedicaron a la erradicación de las barreras culturales y sociales para que las personas con cualquier tipo de discapacidad ejerzan sus derechos y obligaciones en equiparación de oportunidades.

Actualmente es una organización compuesta por personas con y sin discapacidad, unidos con el propósito de la eliminar las barreras físicas, sociales y culturales y construir un entorno accesible e inclusivo que permita a las personas con discapacidad participar en todos los ámbitos de la vida social. Sus acciones y proyectos no se dirigen a las personas con discapacidad en específico, sino a la sociedad en general y a los entornos donde viven y se desarrollan. Los proyectos se llevan a cabo a través de la detección de necesidades o de la solicitud expresa para ello.

Para el diseño y desarrollo de los proyectos de trabajo intervienen profesionales de diversas disciplinas: abogados, arquitectos, administradores, comunicadores, psicólogos, diseñadores industriales y gráficos, ingenieros en computación y en cibernética, maestros especialistas, maestros regulares y miembros de la comunidad.

En materia de accesibilidad arquitectónica Libre Acceso proporciona, de manera gratuita, asesoría a instituciones públicas privadas y sociales, evaluación de inmuebles y su solución, así como, el impulso al diseño universal.

Para lograr este fin Libre Acceso trabaja como Centro de Evaluación, Dictamina y Certifica establecimientos públicos y privados. Estos son algunos ejemplos de instituciones atendidas:

Estadio Azteca, Centros Comerciales en la Zona Metropolitana y los Estados, El Auditorio Nacional, Centro Cultural Tecnológico, establecimientos mercantiles, vías públicas (primarias y secundarias), Estadio Olímpico de CU, Teatro de la Ciudad de México, Museo de la Ciudad de México, Sala Ollin Yoliztli, UNAM, sistemas de transporte público (Metrobús, STE, Metro), Museo de Memoria y Tolerancia, edificios gubernamentales, instituciones educativas, instituciones bancarias (Scotianbank), restaurantes, Terminal 2 del Aeropuerto de la Ciudad de México, clínicas, edificios administrativos y unidades deportivas del IMSS, Foro Sol, Palacio de Bellas Artes y Recintos Legislativos, entre otros.

También promueve el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad a través de convenios con diversas instituciones públicas y privadas, concientización a la sociedad, asesoría y colaboración con organizaciones con fines similares, investigación de tecnologías accesibles, vínculos con organizaciones internacionales, y participación en proyectos con organizaciones sociales y gubernamentales. La defensa de los derechos de las personas con discapacidad en: falta de accesibilidad, oportunidades de participación y seguimiento de las quejas.

(Imagen tomada del libro Accesibilidad Personas con discapacidad y diseño arquitectónico de José Luis Gutiérrez)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

7 comentarios en “En busca de eliminar las barreras físicas, sociales y culturales para construir un entorno accesible e inclusivo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *