Programa de Ocio Inclusivo

Vivimos en un mundo que se mueve rápidamente, en donde los mensajes de productividad y trabajo llenan nuestro medio ambiente. Dedicamos mucho tiempo al trabajo o a cubrir las necesidades de nuestra familia y queda poco tiempo para realizar actividades que nos gusten y que nos brinden disfrute.

Entre las actividades más importantes para cualquier ser humano están las de ocio, recreación y esparcimiento. En la realización de estas actividades encontramos bienestar y son fundamentales en nuestra percepción de calidad de vida.

Existen diversos tipos de actividades de ocio. Hay las que se clasifican como “ocio pasivo” entre las que destacan ver la tele, leer un libro o escuchar música en casa. Existen otras llamadas “ocio activo”, por ejemplo salir a caminar al parque, andar en bicicleta, salir al cine etc. Estas actividades de ocio, pueden realizarse de forma individual o grupal. Cuando estas actividades se llevan a cabo en grupo se llama ocio comunitario en donde además se involucran actividades y/o servicios cercanos a nuestro hogar o acorde a nuestro grupo comunitario y/o social.

De esta manera, las actividades de ocio van desde quedarnos en casa a ver una película, pasando por salir al teatro, al cine, jugar un juego de mesa con amigos en casa, o salir de viaje a una playa o tomar un tour a una zona arqueológica con personas que no conocemos.

Las personas con discapacidad intelectual, como todos los demás, tienen derecho a realizar actividades de ocio, sin embargo, se topan con ciertas barreras que muchas veces bloquean sus posibilidades de realizar este tipo de actividades y esto repercute enormemente en su calidad de vida.

Algunas de estas barreras están ligadas a los retos presentes en la misma discapacidad, por ejemplo: las limitaciones físicas, psíquicas o cognitivas para realizara ciertas actividades; a veces no cuentan con amistades o no han logrado crear relaciones personales significativas con quien compartir estas actividades de ocio; otra barrera puede ser que no se haya considerado nunca la necesidad de involucrarse en este tipo de actividades y no pueden desenvolverse en la comunidad para lograrlo o cuando no se cuenta con los recursos económicos para poder realizar estas actividades.

Otras barreras tienen que ver más con el entorno que rodea a la persona con discapacidad intelectual como la falta de sensibilización en la comunidad para que la persona pueda realizar actividades de ocio sin toparse con actitudes negativas por parte del medio ambiente, que exista sobreprotección del medio ambiente familiar que le impidan realizar actividades de ocio, que no haya accesibilidad en el entorno físico, el transporte o la información para poder realizar estas actividades.

La clave para eliminar todas estas barreras o cualquier otra que pueda presentarse está en proporcionar los apoyos ya sea a la persona con discapacidad o al contexto para que pueda desbloquearse el impedimento y puse den las condiciones para una participación plena en las actividades de ocio.

En Fundación Inclúyeme buscamos brindar los apoyos necesarios para que nuestros inquilinos puedan desempeñar actividades de ocio pasivo, ocio activo, ocio comunitario y buscamos cada vez más la participación en la comunidad a través del ocio inclusivo.

Los “viernes sociales en Inclúyeme” ya son una tradición. Cada departamento decide, en pequeños grupos, las actividades que quieren realizar con sus compañeros de departamento, van desde ver una película con palomitas, incluso invitando a compañeros de otros departamentos; salir a cenar a alguna plaza cercana a casa o ir al cine.

Una vez al mes se llevan a cabo reuniones donde los jóvenes de uno de los departamentos son los anfitriones y reciben al resto de los inquilinos en fiestas temáticas.

Periódicamente se realizan salidas con todos los jóvenes a espacios recreativos en la comunidad.

Eventualmente, se realizan viajes durante los periodos vacacionales de nuestros inquilinos, en donde se busca la convivencia con personas ajenas al grupo. En estas ocasiones se brindan los apoyos y la sensibilización al contexto para promover la inclusión.

El objetivo de todas estas actividades es fomentar las actividades recreativas a través de las cuáles los integrantes de Inclúyeme mejoren su calidad de vida y tengan la experiencia de participar plenamente en su comunidad.

Palabras clave: Personas con discapacidad intelectual/organización del tiempo libre/ocio/ recreación/apoyos.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

1 comentario en “Programa de Ocio Inclusivo”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.