El cuidado de la salud física en el Programa de Vida Independiente

Dentro del Programa de Vida Independiente, hacemos de la salud física una prioridad para garantizarles a nuestros inquilinos una mejor calidad de vida.

Programa de Salud y Nutrición
Comenzamos el programa entrevistando a los inquilinos y los padres de familia para establecer una evaluación médica donde se conocen los antecedentes clínicos y los tratamientos farmacológicos y médicos que están recibiendo, con el fin de darles un adecuado seguimiento.

Posterior a esto se solicitan estudios de laboratorio básicos para comprobar su estado de salud en ese momento.

Al interactuar directamente con nuestros inquilinos y trabajando de la mano con los estudiantes de nutrición que realizan su servicio social, hemos realizado una atropometría (peso y talla) y logrado conocer los hábitos alimenticios, gustos e intereses de los inquilinos. Esto nos ha permitido desarrollar un programa de alimentación y actividad física.

Con base en lo anterior se establece una alimentación sana y balanceada para todos los inquilinos de los departamentos, apoyándonos en los facilitadores ya que son los encargados de supervisar las compras y la preparación de los alimentos con ellos. De manera particular se establecen programas de alimentación para supervisar las indicaciones establecidas por médicos particulares y familiares de aquellos inquilinos que presenten condiciones médicas que requieran una dieta específica.

Una vez establecido el programa, se trabaja directamente con los inquilinos para involucrarlos y responsabilizarlos acerca de sus hábitos de salud. Se les motiva enseñándoles a elegir y reconocer los grupos de alimentos así como las diferentes maneras de prepararlos para que además de que sean nutritivos, sean deliciosos y el proceso sea entretenido.

Otra forma de involucrar a los inquilinos es mediante la organización de diferentes iniciativas. Una de ellas es organizar concursos de platillos nutritivos, bien balanceados, originales y divertidos entre nuestros departamentos.

En el día a día llevamos un estricto seguimiento de los temas de salud de los inquilinos mediante una estrecha comunicación con los facilitadores, sus familiares y médicos particulares. Se supervisan los tratamientos médicos y promovemos continuamente los hábitos de higiene.

Así mismo, mensualmente visitamos los departamentos para platicar con los inquilinos acerca de cómo se sienten con su plan de alimentación, sus dudas e inquietudes. También registramos su peso y sus avances en cuanto a las metas establecidas. Cuando es necesario, hacemos cambios a los planes de alimentación y les sugerimos diferentes recetas y formas de preparar los alimentos.

Tenemos muchos planes a futuro para hacer más completo el Programa de Salud Física de Vida Independiente de la fundación, ya que estamos convencidos de que mientras mejor se sientan, y mejor se vean, mayor calidad de vida tendrán nuestros inquilinos y sus familias.

Facebook
Twitter
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.