• Conoce el programa de vida independiente

Artículos

Asperger, ¿ya no existe?

viernes, febrero 23, 2018

Por: Verónica Rocha


Cuando se presenta la oportunidad, hablo de la existencia y la vigencia del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM V (por sus siglas en inglés) una herramienta Americana que permite a psicólogos y psiquiatras clasificar perfiles de salud mental, lanzado en 2013.


Cada edición ha sido sometida a una serie de cambios y modificaciones, como resultado de largas reflexiones en torno a comprender y dar mejores respuestas a las condiciones que ahí se manejan. Una de ellas es el Autismo. En el DSM IV se le encontraba dentro del Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) mientras que en el DSM V se le denomina Trastorno del Espectro Autista (TEA).


Otro cambio importante en el DSM-V es que desaparecen los niveles leve, moderado y severo para ‘medir el grado de autismo’ y dejar solo categorías para conocer la cantidad de apoyo que la persona con autismo requerirá: 1 necesita ayuda; 2 necesita ayuda notable; 3 necesita ayuda muy notable. También el Síndrome de Asperger ya no se menciona.


Ante esta situación más de uno ha dado por hecho que esta condición ha desaparecido y por lo tanto aquello que presentaba mi hijo, hermano o alumno ya no existe y ahora tiene otra cosa que habría que darle nombre.


A propósito del Día Internacional del Asperger conmemorado el pasado domingo 18 de febrero, el psicólogo Eduardo Díaz Tenopala con más de 30 años de trabajo dedicados al diagnóstico y abordajes de las Condiciones del Espectro Autista ha sido muy oportuno, pero sobretodo muy claro al decir si ‘desaparece’ o no el Asperger de nuestras vidas.

Fue a través de un artículo publicado en la página web de Enlace Autismo AC, asociación que preside, donde deja en claro que al no aparecer en el reciente Manual, no significa que la persona deja de contar con esta condición: “Aún y cuando el DSM V en la descripción del Trastorno Espectro Autista maneja mejor muchos aspectos de diagnóstico que el DSM IV no consideraba, no se debe pensar que al no existir el Síndrome de Asperger en dicha clasificación, las personas que lo presentan dejan de serlo”.


Una de las grandes bondades que Eduardo Díaz ha mostrado durante todos estos años es la solidaridad y empatía con los familiares de las personas con alguna de las Condiciones del Espectro Autista y en su escrito lo refleja: “No confundamos a los padres de familia. Expliquemos claramente bajo que parámetros estamos haciendo un diagnóstico, pero sobretodo no demos por hecho situaciones que no son reales: al día de hoy ni la Asociación Psiquiátrica Americana o ninguna otra instancia ha publicado documento alguno donde se determine que el Síndrome de Asperger ha desaparecido”. PrimeroPersona


Verónica Rocha, conductora de Telediario Laguna, periodista, columnista de Milenio Laguna, fundadora y directora general de Autismo San Roberto.

Con voz propia

Me gusta mucho ir al GYM

viernes, febrero 02, 2018


Miguel es inquilino del Programa Vida Independiente de Fundación Inclúyeme; hace unos días nos contó la importancia de hacer ejercicio y cómo ahora practica uno de sus deportes favoritos por los menos 3 días a la semana.


Inclúyeme: Hola, ¿cómo te llamas?

Miguel Ángel Muñoz


Inclúyeme: En nuestro blog estamos hablando sobre deportes, ¿a ti cuál deporte te gusta?


Miguel: Me gustan varios como el Kick Boxing, pero el que más disfruto es MMA que aquí se conoce como Artes Marciales Mixtas.


Inclúyeme: ¿Quién tu deportista favorito?


Miguel: Soy fan de Conor Anthony McGregor, campeón de peso pluma y peso ligero en las artes marciales mixtas UFC.


Inclúyeme: Cuéntanos, ¿por qué lo admiras?  


MiguelEs uno de esos deportistas que no tuvo una vida fácil; como en las películas, su historia de vida es muy motivadora, es un peleador que vine desde abajo y que le ha costado mucho salir adelante.


Inclúyeme: ¿Practicas algún deporte? O ¿te gustaría practicarlo? Y, ¿por qué?


Miguel: Antes de entrar al Programa Vida Independiente, practicaba Kick Boxing cuando estudiaba en la Ibero en el programa “Somos uno Más”, pero tuve que dejar la escuela y con ello también mis clases de Kick Boxing.

Al entrar al departamento de Fundación Inclúyeme, empecé a buscar un GYM cerca para entrenar y regresar a hacer lo que me gusta, pronto encontré un GYM que se llama 9Round ahí entrenamos cardio y resistencia, eso nos ayuda a ejercitar todos los músculos en 30 minutos.



Inclúyeme: ¿Cuántas veces por semana vas a 9Round?


Miguel: Ahora llevo unos meses en entrenamiento, regularmente debo asistir por lo menos 3 veces por semana para no perder condición.


Inclúyeme ¿Haces deportes con tus compañeros del departamento?


Miguel: En el departamento hacemos bicicleta y salimos a correr o a trotar con nuestro facilitador. Gracias a que estoy empezando a entrenar en el GYM, los compañeros se están animando a ir conmigo.


Inclúyeme: ¿Qué es lo que más te gusta de hacer deporte?


Miguel: Desde que regresé a entrenar he podido estar más tranquilo y menos estresado después de un día de trabajo, también he podido conocer más gente que le gustan las mismas cosas que a mí.


Inclúyeme ¿Cómo te ayuda practicar deporte en tu vida diaria?


Miguel: Es bueno para mi salud y me mantengo con una buena condición y así, poder rendir más en el día.



Inclúyeme: ¿Te gustaría que más de tus compañeros hicieran deporte junto contigo?


Miguel: Sí, de hecho ya mi entrenador nos dio la oportunidad de que ellos tomen una clase gratuita para que ellos se animen a realizar este deporte, poco a poco espero que les guste; es bueno para ellos.


Inclúyeme: Por último, ¿qué le dirías a la gente que no hace deporte?


Miguel: Que se quiten la flojera y dejen de estar sentados viendo la televisión, es muy bueno hacer ejercicio, nos ayuda a mantenernos activos y tener una buena condición y sobre todo buena salud.

La familia habla

La seguridad es vital

viernes, enero 05, 2018


Iniciando el año en nuestro blog, tocaremos un tema que es vital para todos, la seguridad. Este artículo lo escribe la Tanatóloga Claudia Trujillo, mamá de Jimena una de las inquilinas del Programa Vida Independiente.


Tengo el gusto de escribir y compartir por segunda ocasión en esta publicación de la Fundación Inclúyeme, mil gracias.


Hoy comparto un tema de gran importancia para nuestros hijos, hermanos y familiares que viven y se caracterizan como seres únicos y, aunque con limitantes regulares, tienen otras capacidades mucho más desarrolladas incluso que nosotros mismos.


El tema “SEGURIDAD” es absoluto y vital para enseñar y transmitir a seres que solemos pensar que una de sus características es la inocencia o falta de malicia, pero que sin duda debe ser inculcado para su día a día.


En mi experiencia como mamá de Jimena y como tanatóloga, comprendo que, aunque nuestros hijos o familiares con capacidades especiales también son únicos, para cada uno habrá que descifrar su lenguaje base y metodología muy personalizada, para que hagan de ellos ciertas formas y hábitos que los mantengan a salvo y se prevengan en lo posible de ciertos peligros.



Soy partidaria de no ponerlos en alerta con terribles historias y tragedias que, aunque sí se suscitan en nuestra sociedad, también es una realidad que en algunas ocasiones no logran entender ciertas expresiones, esto hará no puedan lidiar con circunstancias difíciles, y más allá de que lo puedan entender, les causaremos un estado de ansiedad y angustia que no podrán decodificar y sí alterar su vida diaria e incluso en la etapa sueño. Sin embargo, sí explicarles desde la forma más sencilla la diferencia de un “buen acto” y un “mal acto”, las intenciones, limitantes de terceros hacia su persona, su derecho a decir “NO”, la cercanía real y confianza que se gana la gente de nuestro entorno y la que no, así como las consecuencias (a cada uno en su edad y en el nivel de comprensión que tengan de acuerdo a su madurez emocional).


Así pues, los hábitos que debemos formar e incluir en su rutina son una de las herramientas de las que debemos estar atentos hasta que las hagan suyas, como:

  • • Aprender a manejar un celular (en lo posible) y que tenga los teléfonos de la gente que puede auxiliarlos en situaciones inesperadas.

  • • Verificar que todos los días lo lleven consigo, carguen la pila, así como tener un lugar específico para ubicarlo y evitar olvidarlo.

  • • Traer una credencial o placa con sus datos principales o una placa con una cadena que no se quiten nunca.

  • • Que se aprendan sus datos de memoria.

  • • Permanecer atentos a cualquier cambio de ánimo y recordar que quizá les sucedan cosas “nuevas” que no sepan descifrar y, por ende, no nos comuniquen de inmediato por no haberlas asimilado, pero que al conocer a nuestros hijos, podremos saber que algo distinto ha sucedido, entonces buscar el tiempo, espacio y su disponibilidad para que, con todo el tacto y paciencia, nos puedan contar lo que podría ser de gran importancia para su seguridad, o quizá, como hay ocasiones y me ha sucedido, no es algo de peligro, pero sí es algo no asimilable para mi hija. El conocimiento, aceptación y asimilación de las características de nuestros seres amados es de suma importancia para poder escanear cualquier cambio de conducta o personajes nuevos que se acerquen con intenciones no sanas.

 

Claudia Trujillo Matamoros es Relacionista Pública, Coaching Personal Tanatológico y mamá de Jimena, quien forma parte del Programa Vida Independiente.

 

Inclúyeme avanza

¿Cuál es la importancia del deporte para las personas con discapacidad?

viernes, febrero 09, 2018

Por: J. Eduardo Velasco Soto

Ya sea saliendo a correr o jugando un partido de fútbol con los amigos, practicar algún deporte te hará estar más sano y más feliz gracias a los beneficios de la actividad física. “Esa parte del cuerpo que se ha dormido para siempre, no debe contagiar con su sueño a las demás. No es sencillo, es muy difícil pues ya no contará con "palabras", o con "pasos", o tal vez con "miradas". Al aceptar al ejercicio y al deporte, se estará dando "vida" a la parte del cuerpo que clama por vivir. Es rehabilitación, es integración.”


Para las personas con discapacidad, se debe estimular para que puedan obtener mayor independencia y auto realización posible, con el objetivo de vivir una vida social plena.  En el momento que excluimos o reducimos la participación de una persona con desventajas físicas de la práctica de algún deporte, se le está negando una fuente de relación y formación que está contra las leyes de colaboración y el derecho de incluirse.



De este modo, los beneficios del deporte y la actividad física en personas con discapacidad se pueden englobar en los siguientes apartados:
FISICO: Mejora y mantiene la condición física (resistencia, velocidad, fuerza, movilidad) y la coordinación (orientación, equilibrio, reacción, percepción, adaptación, ritmo); previene las enfermedades por falta de movilidad, y favorece la seguridad y flexibilidad de la persona con discapacidad en su vida diaria.
PSICOLÓGICO-PERSONAL: Cuidando y trabajando valores y aspectos personales tan importantes como la autoestima, la superación, la independencia, el reto, la valía personal, la libertad, el afán de superación, la responsabilidad, la honestidad, la autodisciplina, la perseverancia, sentirse útiles, etc.
SOCIAL: A través del deporte y la actividad física se puede fomentar aspectos fundamentales para el desarrollo social de la persona con discapacidad como: las habilidades sociales, las relaciones con personas en igualdad de circunstancias, el seguimiento de instrucciones y las reglas del deporte, la cooperación, el reconocimiento, la tolerancia, la lealtad, la honestidad, la empatía, la motivación, el trabajo en equipo, etc.
COMUNICACIÓN: El aumento de la comunicación entre de la persona con discapacidad se ve favorecido gracias a su incorporación a la vida social por el deporte. Impacta de forma positiva en su iniciativa y capacidad de elección que normalmente se ve mermada por las personas que le rodean.
INTEGRACIÓN: Como fin de este compendio de beneficios que hemos enumerado brevemente y que en su conjunto nos lleva a una integración positiva en una comunidad cada vez más competitiva que ve cómo poco a poco este colectivo va avanzando en sus objetivos: ser aceptados e integrados plenamente en su comunidad.


También el deporte y la actividad física puede desarrollar un sentimiento de libertad para la persona con discapacidad y permitir una manifestación de infinidad de emociones que necesitan mostrar tales como: la ira, la confusión, la angustia, la desilusión o la frustración entre otras, así como el miedo o la alegría de enfrentarse a nuevas situaciones por experimentar. Por ello, el deporte puede ser una herramienta muy útil que se encuentre al alcance de todos.


En el deporte adaptado, tanto el deportista como en los técnicos requieren de motivación y de interés por la práctica deportiva.


Es importante tener en cuenta que la familia, los amigos y la comunidad forman parte fundamental del proceso de integración en todos los aspectos. Contribuirá a que el deportista con discapacidad se beneficie de los efectos positivos de dicha práctica que además incluye una rehabilitación continua y con seguimiento de su bienestar físico, ya que las personas con discapacidad necesitan de la aprobación, apoyo e implicación de la comunidad en su integración global como individuo, para sentirse arropado, útil y valorado en la realización de la actividad física por la sociedad.



CONCLUSIONES


El deporte en personas con discapacidad no alcanzará la importancia que se merece mientras la sociedad siga poniendo límites. Siguen existiendo esos prejuicios que no benefician a nadie y sin embargo perjudican mucho a este colectivo. El deporte que practica la población discapacitada tiene también una función educativa. 


Podemos, por tanto, utilizar la actividad física como un medio de aprendizaje, no sólo de habilidades físicas sino también como una forma de salud general junto con una rehabilitación, la cual es muy necesaria en los efectos progresivos de enfermedades que lesionan la mayoría de los sistemas del cuerpo, potenciando la autonomía de los practicantes y facilitando las relaciones sociales.


Del mismo modo que las personas sin discapacidad encuentran en el deporte un medio de facilitación social, la población discapacitada encuentra en la práctica deportiva beneficios tanto físicos como psicológicos, sintiéndose competentes en aquella práctica que realizan y sirviendo ésta como un factor potenciador de la autoestima y de competencia social. Así mismo, los profesionales que trabajan con personas con discapacidad necesitan adaptar algunas técnicas que dependen totalmente de la persona con discapacidad, facilitando que se cubran las necesidades de la población con la que trabajan, y mejorar sobre todo el desempeño funcional, aunque limitado, pero funcional.


Eduardo Velasco se desempeña como facilitador del Programa Vida Independiente de Fundación Inclúyeme.

Suscribiéndote al boletín, puedes mantenerte informado de las actividades de la Fundación.

  • * Requerido Quiero recibir el boletín