Artículos

SEÑA Y VERBO: TEATRO DE SORDOS 24 años pasando la voz… y la seña

viernes, julio 01, 2016

Por Karla César

Seña y Verbo: Teatro de Sordos, fue fundada en 1992 por iniciativa de Alberto Lomnitz, con la colaboración de otros profesionales del teatro y el apoyo de varias instituciones gubernamentales y privadas.

Somos una asociación artística y educativa única en América Latina, cuyo objetivo principal es promover la lengua y la cultura de los sordos a través de obras de teatro originales de alta calidad y una variedad de cursos, asesorías y talleres de divulgación.

Todas nuestras obras son para sordos y oyentes ya que, además de que sus diálogos están en Lengua de Señas Mexicana (LSM), cuentan con actores vocales que interpretan lo que se dice en escena o tienen subtitulaje al español, como es el caso de “Un Gato Vagabundo”, para que, tanto sordos como oyentes sin conocimiento en LSM, disfruten la obra; es decir, son completamente inclusivas.

Somos una compañía de teatro de sordos, no “para sordos”, como muchos suelen pensar: Seña y Verbo está integrada por actores sordos y en algunas obras tenemos actores oyentes invitados. A lo largo de nuestros 24 años ininterrumpidos de trabajo, se han producido más de 20 obras y realizado más de 15 giras internacionales, además de tener innumerables giras por toda la República Mexicana.

La temática de nuestras puestas en escena es muy variada, por ejemplo: Quién te entiende, una obra de estilo documental, retrata la vida real de tres sordos de México; UGA, de género infantil, cuenta la historia de cómo una niña y tres granjeros sordos, encuentran a un extraterrestre; y Música para los Ojos, es una puesta en escena a modo de orquesta sinfónica donde tres actores sordos, dirigidos por un oyente (Sergio Bátiz, autor y director de la misma), mueven títeres y elementos al ritmo de cuatro piezas clásicas. Y, para los que se lo están preguntando… sí, son sordos, “sordos de verdad”, como dicen algunos.

Uno de nuestros montajes más importantes es “Un gato vagabundo”, ya que es la primera obra en México escrita por sordos: Roberto De Loera y Eduardo Domínguez (recientemente nombrado Director Artístico de la compañía), asesorados por Alberto Lomnitz, Director General de Seña y Verbo.

Además de estas, tenemos obras para bebés, niños, jóvenes y adultos, tanto de teatro de texto como de improvisación, todas con un sólo objetivo: que el público asistente, haga consciencia, abra los ojos y descubra que es completamente capaz de comunicarse con los sordos sin necesidad de usar la voz o hablar el mismo idioma.

Hacemos teatro inclusivo y también ofrecemos una gran variedad de talleres tanto para creadores escénicos, como para niños, jóvenes y adultos que tienen interés por conocer y adentrarse en la cultura sorda.

Actualmente tenemos temporada de “El misterio del circo donde nadie oyó nada” en el Teatro Sergio Magaña, los sábados y domingos, a la 1:00 de la tarde; del 21 de mayo al 26 de junio de 2016. Para tener más información, síguenos en nuestras redes sociales: facebook.com/teatrodesordos, twitter.com/teatrodesordos, o escríbenos a contacto@teatrodesordos.org.mx. Y recuerda, #PasaLaVozYLaSeña.

Con voz propia

Cuidar la salud, lo más importante para un atleta

viernes, junio 10, 2016

Por Javier Soto Flores en colaboración con Fernanda Martínez Vives



Mi nombre es Javier Soto y desde hace muchos años participo en el movimiento de Olimpiadas Especiales.

Me invitaron a participar en futbol desde 1987; fuimos a competir a Indianápolis, donde quedamos en cuarto lugar. Posteriormente me evitaron a jugar con el resto de mundo y me nombraron el mejor jugador de su equipo, ¡estaba muy contento de conocer jugadores de primera! Luego me evitaron para ir a Corea y gané la medalla de primer lugar. Estoy muy contento de ser de Olimpiadas Especiales.

En otro evento fuimos a Pachuca, Hidalgo, a los Juegos Nacionales, para participar en los Juegos Mundiales de Irlanda, ahí quedamos en tercer lugar en vólibol.

Me casé con una atleta de Olimpiadas Especiales con la que tuve una hija; ella se llama Lupita, estudia cultura de belleza. Ahora tengo 2 nietos y un segundo hijo.

Ahora soy entrenador de volibol y actualmente estoy trabajando en la oficina nacional de Olimpiadas Especiales. Quiero mejorar para hacer bien mi trabajo.

Fui parte del comité de evaluación de los Juegos Nacionales de Yucatán. Soy mensajero global, y en el año 2010 aprendí a manejar la computadora y ya tengo mi cuenta de Facebook.

Tomé el curso de entrenador de futbol con Premier Skills English - British Council.
Soy vocero de Olimpiadas Especiales en entrevistas de radio y televisión, así como ponente en pláticas.

Fui a Panamá al Congreso Regional de Atletas Lideres a representar a México.

Participé en los Juegos Nacionales 2014 en Oaxtepec con mi equipo de voleibol, y obtuvimos la medalla de oro. Participé también como asistente de Delegado en los Juegos Mundiales de Verano 2015 en Los Angeles.

Soy atleta líder y miembro del Consejo de Olimpiadas Especiales México.

Al ser un atleta de Olimpiadas Especiales me gustaría compartir mis pensamientos sobre el tema de salud y bienestar de las personas:

Lo más importante es la salud. Es muy importante que las personas con discapacidad intelectual hagan ejercicio, porque esto les ayuda a relajarse, a estar más atentos, a ser más fuertes. Yo recomiendo que antes de hacer ejercicio o entrenar el deporte que les guste estén seguros de estar usado ropa cómoda y los zapatos adecuados. Recomiendo no haber comido por lo menos una hora antes y si tienen hambre pueden comer una manzana o una barra de granola. Es muy importante siempre llevar una botella con agua para hidratarse durante el entrenamiento.

Hay que tomar en cuenta que antes de la actividad física se debe de hacer un calentamiento y estiramiento para que nadie se lastime.

Al terminar de hacer el deporte o el entrenamiento se debe estirar otra vez, hidratarse con agua, lo mejor es que sea sin azúcar. Y tener descanso. Hay que comer sano todos los días, con frutas y verduras en todas las comidas, además de mucha agua siempre.

Lo mejor es tener un equipo al que pertenecer. ¡Cuando eres parte de un equipo todo se vuelve mucho más fácil y se vuelven tus amigos!

La familia habla

Nuestra experiencia con la Cirugía Bariátrica de Pablo

viernes, junio 17, 2016

Por Familia Morilla


Nuestro hijo Pablo tiene actualmente 44 años y desde el año pasado ingresó al programa de Inclúyeme.

Desde chico fue de buen comer pero empezó a mostrar problemas de sobrepeso a partir de los 20 años. Aunque en la casa siempre hemos tratado de tener una alimentación sana veíamos que empezaba a ganar más y más kilos. Claro que notábamos que los alimentos que le gustaban como los plátanos, el pan o el queso se acababan rápidamente.

Por unos años estuvo en CADI (Capacitación y Desarrollo Integral) en el Programa de Vida Independiente del Dr. Gregorio Katz, donde los muchachos vivían y preparaban su propia comida supervisados para llevar una dieta balanceada; pero aún así iba lentamente ganando peso.

Estuvo en varios programas como Weight Watchers y con distintos nutriólogos, pero aunque lograba bajar algunos kilos luego los volvía a ganar. Era un problema ir a comprar ropa para él, pues era difícil encontrar pantalones o camisas extragrandes de su talla; los viajes en avión también eran complicados ya que casi no cabía en los asientos.

Gracias a la recomendación del Dr. Cañizares pudo entrar al Hospital de la Nutrición y allí también empezaron con programas para que bajara de peso supervisado por los nutriólogos; sin embargo nuevamente, aunque llegó a perder algunos kilos, luego los recuperaba. Cuando en el 2011 llegó a los 180 kilos nos sugirieron la posibilidad de realizar un by pass gástrico. Se le explicó bien de qué se trataba y una psicóloga del hospital estuvo también acompañándolo en los meses de preparación. Nos informaron que debido a sus problemas mentales él no era apto para la operación pues requería que estuviera muy consciente de que era por su bien y que debería cuidarse toda la vida. Finalmente él tomó la decisión de operarse y la operación se realizó en junio de 2013. Llegó pesando 160 kilos. Empezó la dieta de papillas las primeras semanas y luego comida picada fina y porciones pequeñas; una semana después ya estaba en 151 kilos. Esta fue la etapa más difícil, pues de pronto se dio cuenta de que este era un cambio para toda la vida.

Hubo un cambio inmediato de actitud y de ser amable y simpático, nos echaba la culpa de que había sido nuestra decisión de la operación y que no podía comer de todo, que era lo que más le gustaba. Actualmente se ha estabilizado en alrededor de 85 kilos y acepta que tiene que seguir cuidando su dieta (aunque puede comer de todo en cantidades pequeñas, hace énfasis en lo dulce) y se mantiene en el peso.

Todavía extraña un poco el poder comer algunas cosas como salchichas o tomar refresco y se ha vuelto muy susceptible a todo lo referente a su dieta pues siente que él es suficientemente responsable y creemos que sí lo es.

¡Consideramos que fue un acierto la operación y ha ganado en salud, pues el sobrepeso era mucho!

Inclúyeme avanza

El cuidado de la salud física en el Programa de Vida Independiente

viernes, junio 24, 2016

Por Cristina Díaz



Dentro del Programa de Vida Independiente, hacemos de la salud física una prioridad para garantizarles a nuestros inquilinos una mejor calidad de vida.


Programa de Salud y Nutrición

Comenzamos el programa entrevistando a los inquilinos y los padres de familia para establecer una evaluación médica donde se conocen los antecedentes clínicos y los tratamientos farmacológicos y médicos que están recibiendo, con el fin de darles un adecuado seguimiento.

Posterior a esto se solicitan estudios de laboratorio básicos para comprobar su estado de salud en ese momento.

Al interactuar directamente con nuestros inquilinos y trabajando de la mano con los estudiantes de nutrición que realizan su servicio social, hemos realizado una atropometría (peso y talla) y logrado conocer los hábitos alimenticios, gustos e intereses de los inquilinos. Esto nos ha permitido desarrollar un programa de alimentación y actividad física.

Con base en lo anterior se establece una alimentación sana y balanceada para todos los inquilinos de los departamentos, apoyándonos en los facilitadores ya que son los encargados de supervisar las compras y la preparación de los alimentos con ellos. De manera particular se establecen programas de alimentación para supervisar las indicaciones establecidas por médicos particulares y familiares de aquellos inquilinos que presenten condiciones médicas que requieran una dieta específica.

Una vez establecido el programa, se trabaja directamente con los inquilinos para involucrarlos y responsabilizarlos acerca de sus hábitos de salud. Se les motiva enseñándoles a elegir y reconocer los grupos de alimentos así como las diferentes maneras de prepararlos para que además de que sean nutritivos, sean deliciosos y el proceso sea entretenido.

Otra forma de involucrar a los inquilinos es mediante la organización de diferentes iniciativas. Una de ellas es organizar concursos de platillos nutritivos, bien balanceados, originales y divertidos entre nuestros departamentos.

En el día a día llevamos un estricto seguimiento de los temas de salud de los inquilinos mediante una estrecha comunicación con los facilitadores, sus familiares y médicos particulares. Se supervisan los tratamientos médicos y promovemos continuamente los hábitos de higiene.

Así mismo, mensualmente visitamos los departamentos para platicar con los inquilinos acerca de cómo se sienten con su plan de alimentación, sus dudas e inquietudes. También registramos su peso y sus avances en cuanto a las metas establecidas. Cuando es necesario, hacemos cambios a los planes de alimentación y les sugerimos diferentes recetas y formas de preparar los alimentos.

Tenemos muchos planes a futuro para hacer más completo el Programa de Salud Física de Vida Independiente de la fundación, ya que estamos convencidos de que mientras mejor se sientan, y mejor se vean, mayor calidad de vida tendrán nuestros inquilinos y sus familias.

Suscribiéndote al boletín, puedes mantenerte informado de las actividades de la Fundación.

  • * Requerido Quiero recibir el boletín